Zapato confort

Información

PayPal

Zapato Edward X Zapato confort Ver en Grande

Zapato Edward X

Zapato Edward X mista de piel y Lycra que se adapta fácilmente a su pie de Dr. Comfort. Un calzado el cual se abre completamente, perfecto para el edema y dedos en martillo. Apto para el uso de plantillas ortopédicas. Se suministran con un par de plantillas de gel que proporcionan soporte y equilibrio biomecánico. Zapatilla ideal para pie de diabético, artrosis, fascitis plantar, patología de tendones, músculos y huesos. Destaca su componente de su suela, la Eva Midsole, material muy ligero, excelente absorbe golpes. Sistema de amortiguación Politec ®. Su pala está elaborada en Featherlite, y en combinación con la Eva de peso ligero y con las suelas de goma hacen de estos zapatos más ligeros que una pluma. Tan ligeros que olvidará que está llevando un par de zapatos.

Más detalles

97.00€ Imp. Incl.

  • Horma: Edward X. Piso: Eva Midsole. Material muy ligero, excelente absorbe golpes, así como antideslizante de gran coeficiente tanto en seco como mojado. Sistema de amortiguación Politec ®. Altura Tacón: 1 cm. Ancho: Especial. Con plantilla extraible. Fácil de limpiar. Es un calzado idóneo para el cuidado del pie.

  • No hay reseñas de clientes en este momento.

    Escribe tu opinión

    Zapato Edward X

    Zapato Edward X

    Zapato Edward X mista de piel y Lycra que se adapta fácilmente a su pie de Dr. Comfort. Un calzado el cual se abre completamente, perfecto para el edema y dedos en martillo. Apto para el uso de plantillas ortopédicas. Se suministran con un par de plantillas de gel que proporcionan soporte y equilibrio biomecánico. Zapatilla ideal para pie de diabético, artrosis, fascitis plantar, patología de tendones, músculos y huesos. Destaca su componente de su suela, la Eva Midsole, material muy ligero, excelente absorbe golpes. Sistema de amortiguación Politec ®. Su pala está elaborada en Featherlite, y en combinación con la Eva de peso ligero y con las suelas de goma hacen de estos zapatos más ligeros que una pluma. Tan ligeros que olvidará que está llevando un par de zapatos.